El mercado de divisas es un mercado en el que se negocian diversas monedas a un tipo de cambio determinado. El mercado de cambio de divisas está literalmente compuesto por transacciones de una moneda contra otra por un monto específico. Esta forma de comercio muy moderna está listada a valores específicos que permiten a los comerciantes cambiar una moneda por otra.

Información sobre los altos riesgos del comercio de divisas

Antes de empezar a comerciar en el mercado de divisas, el comerciante debe ser consciente de los altos riesgos que conlleva. En efecto, el alto nivel que ofrece el efecto de apalancamiento aporta a este tipo de inversiones un grado de riesgo importante en comparación con otros productos financieros. El hecho es que el comerciante en el margen o el apalancamiento conduce a ganancias o pérdidas sustanciales.

Esta herramienta tiene un alto nivel de riesgo que no es adecuado para todos los comerciantes. El riesgo debido al apalancamiento y la velocidad de la especulación obliga a los comerciantes a vigilar de cerca sus órdenes. Para reducir el nivel de riesgo durante una operación en el mercado de divisas, el comerciante deberá considerar cuidadosamente sus objetivos de inversión, sopesar su nivel de riesgo y revisar su nivel de experiencia financiera.

Dado que siempre existe una relación entre los beneficios y el alto riesgo, cualquier tipo de especulación bursátil que pueda generar rendimientos excepcionales está sujeta a un riesgo considerable. Cuando se comercia en el mercado de divisas, se aconseja encarecidamente inyectar sólo los fondos excedentes en el mercado.

Usando la estrategia de cobertura de divisas para reducir el riesgo

En francés, la financiación o cobertura de riesgos es una técnica para mitigar el riesgo. Esta estrategia se reduce a que el comerciante tome una posición en el mercado para reducir su exposición a los riesgos de las fluctuaciones de los precios. Por ejemplo, una aerolínea que esté expuesta a las fluctuaciones del precio del combustible podría optar por comprar contratos de futuros de petróleo para mitigar el riesgo de que aumenten los precios del combustible.

Esta transacción permite a la aerolínea cubrir su exposición a los precios del combustible. El inversor que utiliza una estrategia de cobertura reacciona de forma opuesta a un especulador. El objetivo de su estrategia es tomar una posición para reducir o eliminar el riesgo. Esta técnica difiere del especulador que no duda en tomar riesgos según las fluctuaciones de los precios para generar beneficios.

Favorecer una posición neutral en el mercado de divisas

El objetivo de los fondos de cobertura es explotar la posibilidad de tomar posiciones ascendentes y descendentes con el fin de buscar beneficios y al mismo tiempo estar expuestos a un riesgo mínimo. La base de esta estrategia, que es capaz de reducir el riesgo en el comercio de divisas, es apuntar a la asimetría de los precios.

La cobertura tiene dos objetivos: reducir la exposición al riesgo de mercado especulando con varios instrumentos correlacionados y analizar las asimetrías de los precios para aprovecharlas. Esta forma de arbitraje estadístico se basa en la suposición de que la fluctuación vuelve finalmente a la media y genera beneficios.