El préstamo familiar es un reflejo de solidaridad que permite a una persona que desea comprar una casa (comprar una casa, comprar un apartamento…) pedir un préstamo con su familia. Este tipo de préstamo, al que se puede acceder con total confianza, tiene muchas ventajas, como un préstamo completamente gratuito.

Garantías necesarias para la adquisición de un préstamo familiar

Las personas que desean adquirir un nuevo hogar tienen todo el derecho de pedir ayuda financiera a su familia o amigos. El préstamo familiar o crédito familiar permite fijar con total libertad las condiciones del contrato, como la duración del reembolso, la cantidad prestada, la presencia o ausencia de intereses.

La suscripción de un préstamo familiar debe ser escrita en una escritura a mano como reconocimiento de deuda. Hay dos mecanismos para validar el acuerdo. El acta notarial redactada por un notario es un medio para tranquilizar a ambas partes. En cuanto a la escritura privada, se trata de un contrato redactado y firmado por las dos partes sin la presencia de un funcionario ministerial competente.

¿Qué hay de los tipos de interés del préstamo familiar para la compra de una casa?

La principal ventaja del préstamo familiar es que el beneficiario puede disfrutar de un tipo de interés muy bajo. Es posible obtener un préstamo familiar sin intereses. En el caso de que el prestamista (familia o amigos) reclame intereses por el anticipo de fondos asignados a un proyecto inmobiliario, es importante asegurarse de que los intereses sean inferiores a la tasa de usura.

Se recomienda prever un pago de intereses al contratar un préstamo familiar para no llamar la atención de las autoridades fiscales. Para evitar el pago de impuestos sobre las donaciones, es mejor mencionar en el contrato cualquier interés, por pequeño que sea. Cuando el préstamo esté totalmente pagado, se deberá presentar el acuse de recibo o el recibo de la deuda para demostrar que se ha efectuado el pago.

Impuestos del préstamo familiar

Cualquier préstamo familiar cuyo importe principal supere los 760 euros debe ser declarado. Para ello, el prestatario debe adjuntar a su declaración de impuestos el formulario Cerfa n° 2062. Los intereses recibidos están sujetos a impuestos. Los intereses se gravan según la escala progresiva del impuesto sobre la renta y las contribuciones a la seguridad social.

Tenga en cuenta que la suscripción de un préstamo familiar tiene un impacto en el impuesto de solidaridad sobre el patrimonio o el impuesto sobre el patrimonio. En efecto, el prestamista debe tener un registro de la deuda cuyo valor debe ser declarado en los bienes gravables.