El sector inmobiliario ya lleva unos años digitalizándose. Está integrando herramientas tecnológicas en todos sus procesos para dar facilidades al cliente y, a la vez, para adaptarse a los nuevos tiempos. Todo esto se está consiguiendo a través de la CRM Inmobiliaria, que además permite la digitalización del proceso de venta.

¿Qué es una CRM para el sector inmobiliario?

Estas letras son las iniciales de customer relationship manager o, lo que es lo mismo, gerencia de relaciones con el cliente. Por tanto, esta herramienta engloba una serie de aplicaciones que facilitan al agente inmobiliario su trato con el comprador o vendedor de una vivienda. En definitiva, se trata de un software dedicado a la promoción inmobiliaria que facilita el trabajo de los profesionales. Además, resulta muy útil para la venta de propiedades.

¿Cómo ayuda esta herramienta a la hora de vender propiedades?

Contar con una CRM desarrollada para la venta de propiedades facilita al agente inmobiliario varias ventajas. La primera de ellas es que puede gestionar rápidamente su cartera de clientes. Esta herramienta le permite contar con un archivo de compradores y vendedores en el que cada ficha incluye tanto sus datos como lo que desean hacer.
Por ejemplo, en el caso de los que buscan una casa, tendrá a mano la información sobre el tipo de vivienda que quieren y sobre lo que están dispuestos a pagar. Asimismo, la CRM le permite cruzar datos de compradores y vendedores para ver quienes coinciden. Es decir, aquellos que venden una casa similar a la que busca el cliente.
Pero usar una CRM para la venta inmobiliaria proporciona más ventajas al agente. También podrá visualizar sus estadísticas de ventas y cómo ha sido cada una. Con ello, no solo tendrá una mejor panorámica global del estado de su cartera, sino también de qué pasos le han resultado más útiles para la venta.
Así, el profesional inmobiliario descubre qué estrategias puede abandonar porque no le resultan útiles. Y también aquellas más eficaces que debe potenciar.

Gestión documental

Una CRM creada para la venta inmobiliaria también es útil para la gestión de los documentos. Normalmente, esta herramienta facilita a los compradores un espacio exclusivo para ellos. Entrando en él, tendrán acceso a los documentos relativos a su adquisición e información sobre cómo va el proceso.
Además, mediante la digitalización documental combinada con la firma electrónica, el proceso burocrático de la compra de vivienda se hace mucho más rápido y de forma segura. La información está centralizada y encriptada de tal forma que solo pueden acceder a ella el agente y el comprador.
Por su ello fuera poco, un CRM para inmobiliaria permite una comunicación más fluida entre el profesional y el que compra una vivienda. Para este último, puede ser una experiencia que le genere estrés. Y la mejor manera de aliviárselo es mantenerlo informado de cómo va el proceso. En este sentido una CRM facilita la comunicación en tiempo real y de forma mucho más sencilla que antes.
En conclusión, mediante una CRM inmobiliaria el proceso de venta de vivienda se simplifica mucho para todos los intervinientes. El agente trabaja de forma más rápida y eficaz, mientras que el vendedor consigue su propósito de manera simple e igualmente veloz. Por su parte, el comprador tiene una comunicación directa con el agente y, además, puede revisar los documentos en línea.