La compra de una casa de nueva construcción no requiere, por lo general, la verificación de la calidad de la obra, ya que el propietario se ocupa de ella durante la construcción siguiendo las normas y reglamentos vigentes. Sin embargo, una casa o apartamento que ya estaba habitada requiere controles muy serios antes de su compra.

Aspectos personales y prácticos

Este es un paso mundano pero importante. ¿Dónde está la casa o el apartamento en cuestión? En relación con su vida cotidiana, la ubicación de su casa es de suma importancia. La posibilidad de molestias está al lado como el bar, los clubes nocturnos, cualquier lugar que pueda acoger eventos de forma regular son la fuente de mucho ruido que viene de fuera, día y noche. Por otro lado, la proximidad al aeropuerto o a las líneas de ferrocarril es una fuente de mucho ruido. También hay fábricas o lugares donde las máquinas y los vehículos trabajan todos los días. Hay que tener en cuenta el ruido y la contaminación respiratoria en las proximidades.

El aspecto práctico en relación con su vida profesional y personal también es importante: la proximidad del lugar de trabajo, los medios de transporte, las escuelas y los mercados, y la seguridad de los locales.

Comprobación del estado general de la propiedad

La calidad de la propiedad en sí se comprueba en cada rincón de la casa. Primero, los cimientos y las paredes. Asegúrate de que no estén agrietadas o que las grietas no sean muy grandes. Es importante echar un buen vistazo a las puertas y ventanas. Conocer estos detalles es muy útil cuando, después de la compra, hay que hacer renovaciones importantes, es decir, para la seguridad durante el trabajo. También hay que tener en cuenta el estado del techo. Luego, en segundo lugar, comprobar la calidad de las redes de distribución, incluyendo: electricidad, gas y agua, pero también el saneamiento. La calidad de la red de electricidad y gas es esencial para garantizar la seguridad de los propietarios. A partir de ahora, el diagnóstico de la propiedad es imperativo para las casas de 15 años, lo llevan a cabo los vendedores.

Comprobación de la condición jurídica

También es necesario comprobar que los impuestos y tasas relacionados con la casa han sido respetados por el vendedor. Además, los impuestos sobre la vivienda varían según la localidad. Si se van a hacer extensiones, se debe solicitar un certificado de planificación urbana al alcalde.